Pages

Thursday, 18 June 2009

El maldito verano

 

Pasaron ya las elecciones. Se acabó el pan, pero me temo que el circo de la política ha decidido instalarse permanentemente. Son así de majos. Bueno, vale, no todos son así. De hecho hay alguien (seguro que hay más) que se dedica, entre otras cosas, a la política (la de los escaños, esa que parece un anfiteatro con tragicomedia incluída) y que tiene este blog interesantísimo. Os lo recomiendo vivamente, especialmente este post escrito diez días después de las elecciones. Me quito el sombrero.

El formato de blogger no sólo me convence más por la estética sino que, además, me ha abierto a nuevas posibilidades. No sé si seguiré escribiendo durante mucho tiempo, aunque me asombra que lo que nació como una manera de explicar una experiencia vital se haya convertido en una especie de diario de anotaciones sobre temas varios. Y con la tontería ya van más de dos años.

Finalmente, sigo en mi búsqueda de trabajo. Las ofertas que aparecen en las webs inglesas no son aptas para mí, bien por ser puestos muy especializados o porque no son de mi especialidad. Mentiría si dijera que no me preocupa. Mis ahorros se han agotado y, ahora sí, vivo de mis padres. Espero que salga algo pronto o me temo que tendré que volver a la Agencia, y eso no me entusiasma nada.

En fin. A ver si las cosas mejoran un poco ahora que llega el verano. Si encima del calor, la humedad y todos los demás inconvenientes asociados no hay alguna buena noticia será como para emigrar a Islandia, que ya sé que están fatal, pero al menos están fresquitos.

 

Money – Pink Floyd