Pages

Sunday, 9 September 2012

Sexo, política y dinero.

Hola a tod@s.

Sí, soy yo. Como no puedo justificar este silencio de meses (y tampoco estoy muy en forma en esto de la reflexión), he decidido hacer un 3 en 1.

Sexo

Una mujer hace un video erótico y decide compartirlo con quien quiere.

Final de la historia, o eso debería ser, pero no. No entiendo el revuelo que se ha organizado, ni los ataques que ha sufrido.

No es importante si se lo ha mandado a su amante, o si es concejal en un pueblo.

Sí es importante que alguien haya hecho públicas esas imágenes sin el consentimiento de la interesada. Puede que las redes sociales hayan cambiado el concepto de intimidad, pero eso es solo aplicable a la propia, no a la intimidad de los demás.

Sí es importante que alguien considere que esas imágenes son motivo de dimisión de su cargo. Es propio del oportunismo político de más baja estofa. Es un tema estrictamente privado, sin perjuicio alguno para la cosa pública.

Sí es importante que algunos ciudadanos se crean en el derecho de llamarla “puta” a modo de insulto. Desprende un tufo machista insoportable y dudo mucho que si hubiera sido un hombre le hubieran tratado igual. Bueno, no lo dudo, es que estoy seguro que encima habría quien le habría jaleado como a un campeón. Con ciudadanos así no hay que extrañarse que haya malos políticos.

Todo junto dice mucho de la sociedad en la que vivimos. Y no dice nada bueno.

 

Política

Otro 11 de septiembre. Otra Diada. Otra mani que se intuye masiva.

Creo importante ir a la manifestación. Me da igual si se va por el pacto fiscal, por la independencia, contra la corrupción o por la defensa del estado del bienestar. Hay que ir para demostrar que esta sociedad está viva, que late y que enseña músculo. Canijo, pero músculo al fin.

Creo que Catalunya necesita la independencia ya. Bueno, la necesitaba hace años para no llegar a este punto, pero ahora ya es cuestión de supervivencia y de salud mental. Y por esa independencia me manifestaré.

Eso sí, me revienta lo de la bandera. No las soporto. Ninguna. En eso comparto la opinión de Donaire. Otras veces lo he dejado claro: yo no soy un patriota, sino un apátrida. No entiendo pero respeto que haya quien la necesite; no es mi caso.

Ni la bandera, ni la lengua, ni la historia. Si me apuran, ni siquiera el tema económico. Hemos llegado a un punto en el que, simplemente para poder seguir viviendo con cierta tranquilidad, para poder trabajar y salir de este bache enorme, para poder afrontar un futuro en positivo en vez de estar permanentemente incómodos, necesitamos la independencia. Y España también necesita que Catalunya se independice.

 

Dinero

Eurovegas, no. Pero otro pelotazo, sí.

Y, como siempre, gana la banca. En este caso, La Caixa. O Mordor, o como se le quiera llamar.

Total, que para parar la decepción, para alentar a las masas que empiezan a desesperarse, el Govern de CiU monta otro pelotazo en el que van a salir ganando un especialista en la burbuja inmobiliaria y La Caixa, que ha colocado unos terrenos que ni soñaba poder vender, y encima para ir a ese complejo lúdico habrá que pagar los peajes de las autopistas que también le pertenecen. Un chollo, oiga.

Y todo esto para que la gente no indague, por ejemplo, en el escándalo de la sanidad catalana. Si está como está no es porque “Madrit” no haya enviado dinero, sino porque CiU montó una especie de sanidad “concertada”, mediante la cual sus amiguitos montaban hospitales privados de uso público (concertado), con los que se forraban gestionándolos a costa del erario público. Y me temo que algo se desviaba para la financiación de los partidos. Si no, ¿de qué un partido de cuadros como Unió se iba a poder mantener económicamente? Es más. ¿Alguien conoce a algún militante de Unió que no ocupe algún cargo? Vamos, los de base de toda la vida.

El tripartit hizo muchas cosas mal, pero lo peor de todo fue no haber levantado la alfombra y haber ventilado los trapos sucios generados durante 23 años de política clientelar, de usar Catalunya como el cortijo particular.

Eso sí, ahora viene Jordi Pujol y dice que ya no se puede seguir haciendo “la puta i la Ramoneta”. ¡Pero si la inventó él! Bueno, o la perfeccionó. 23 años haciéndolo “por Catalunya”. Claro, que el PSC también ha hecho lo propio para no romperse, aunque no le ha servido y así le va.

Os recomiendo la revista Cafè amb llet. Periodismo libre (La Caixa tiene amordazados a los grandes grupos de comunicación), con ganas de airear las alfombras y que deja con el culo al aire a los “patriotas catalanes” que se visten con la bandera mientras nos roban la cartera. Vamos, exactamente igual que los “patriotas españoles”.

 

Y por hoy ya vale, que hace un día fantástico y me apetece salir a pasear.

Ah! Y gracias por pasaros por aquí.